Tuvo a su vecina culona a tiro y no pudo evitar follársela

33 min - 7/11/2019 - 880 Visitas

Negras

Este tipo no tiene ojos para otra chica que no sea su vecina culona, una mulata de nalgas bien grandes que siempre que puede las exhibe por el jardín o por donde sea. Hoy recibe la visita del chico, que se queda mirando embobado sus posaderas, hasta que su empalme se hizo evidente. Ella decidió aprovecharlo y tras meterse dentro de casa con él, no tardó en sentarse sobre su cara, para luego montar sobre su polla y correrse con un polvazo interracial sobre el sofá.