No pudo resistirse a la sirvienta ni a su tremendo culo

21 min - 4/09/2020 - 1680 Visitas

Culonas

Hace poco contrató a una sirvienta muy sexy que acude a su casa con un vestido que le vuelve loco. Lleva siempre una falda que deja entrever el culazo que tiene y hoy, parece que ya no puede resistirse más a ella. Así que mientras limpia, la morena nota como le mete los dedos por el coño y acaricia su cuerpazo, dejándolo todo para centrarse en su rabo. Quiere dejarlo bien contento para lograr un aumento y al final, hasta le da a probar su pandero en una follada anal en plena cocina, que termina con el tipo eyaculando en sus pechotes.