Mulata se abre de piernas ante el mayor rabo que ha visto

12:00 min - 22/08/2018 - 619 Visitas

Negras

Tras conocerse en un café, la mulata Sophia Fiore acabó en el piso de su nuevo ligue para echar un polvo y se imaginó que calzaría un buen rabo… pero no de semejante calibre. Y es que el negro tenía entre sus piernas un arma de destrucción masiva y ella al verla, no tardó en probarla como una perra en celo. Primero le sacó brillo como pudo con su boca, a pesar de que apenas le cabía entera. Y luego, se abrió de piernas para experimentar los mejores orgasmos de su vida, provocados por semejante polla de color.