Madura descubre un glory hole y disfruta de dos pollones

6 min - 11/02/2019 - 614 Visitas

Maduras

Algunas de sus amigas le comentaron la existencia de un glory hole y un día, esta madurita decidió salir a escondidas de su marido para ir en su busca. La señora siempre quiso disfrutar de una experiencia de sexo salvaje como esa, así que cuando al fin lo encontró, se dio un buen atracón. Y es que de esos dos agujeros surgieron un par de rabos bien duros, los cuales chupó como nunca para luego disfrutarlos en su coño, acabando esa follada con una buena dosis de lefa en su boca.