Le encanta el papel de sumisa y lo borda con su follamigo

28 min - 27/01/2021 - 1154 Visitas

Porno Duro

Cuando recibió la llamada de su follamigo, Chessie Kay acudió enseguida a su piso y se puso a su total disposición. Estaba dispuesta a todo con él, asumiendo el papel de sumisa que tanto le gusta interpretar. La rubia dejó que azotase su culazo con sus manos y con una fusta, para después acabar atada de pies y manos, dejando que el tipo perforase su rico chochito hasta el fondo y acabase la faena eyaculando en su cara, mientras ella se quedaba desnuda y relamiéndose en el suelo.