Fue una fiesta inolvidable, como la orgía que vino después

8 min - 7/05/2019 - 590 Visitas

Orgías

Cuando estos estudiantes rusos organizaron esta fiesta en casa, tenían claro que iban a beberse hasta el agua de los floreros. Con lo que no contaban, es con que sus amigas fuesen a terminar tan borrachas que al final, se lanzarían a por sus rabos. Ellos estaban encantados y tras quitarse la ropa, terminaron ese guateque en pelotas y dándole rabo a todas y cada una de ellas, que no pararon de gemir en medio del salón, algo de lo que al día siguiente no recordaban apenas.