Encuentra un glory hole y se zampa dos buenas pollas blancas

8 min - 22/03/2021 - 1750 Visitas

Negras

Escuchó hablar de un glory hole en un bar cercano a donde vive y como no, la zorra de Daizy Cooper fue enseguida a comprobar si era cierta su existencia. El dueño le dijo discretamente donde era y tras meterse en el baño, de la pared surgieron dos pollas blancas bien duras que la negra no dudó en llevarse a la boca. Luego se bajó las bragas y se fue turnando para dejar que ambos desconocidos probasen su coño de ébano, en un trío que acabó con la chica de rodillas y esperando a sentir en su cara toda su lefa.