Deja la piscina para cabalgar el rabo de un blanquito

20 min - 25/04/2019 - 456 Visitas

Negras

Aprovechando el buen tiempo que hace, esta sexy mulata quiso disfrutar de la piscina, aunque en su mente estaba pensando en otras cosas. Y es que en el apartamento, le esperaba un follamigo que deseaba probar su chochito y por eso, al poco rato se acercó a rastras por el salón, dispuesta a darle a probar su coño de ébano. Pronto lo tuvo saboreándolo en el sofá, donde finalmente se marcaron una intensa follada interracial con la que se lo pasaron ne grande.