Una cámara oculta la pilla gimiendo junto a un mulato

6 min - 20/05/2020 - 920 Visitas

Interracial

Sabía que su compañera de piso es una golfa y por eso, echó mano de una cámara oculta para ver si en algún momento captaba alguno de sus polvetes. Hoy al revisar la cinta se llevó una sorpresa, ya que la rubia terminó pasando la tarde con un mulato de polla enorme. El tipo se fue directo a por su coño depilado y no tuvo ninguna piedad de ella, dándole duro mientras la chica gritaba con ese polvazo interracial que como no, terminó colgado y a la vista de todo el mundo.